Condoprotectores

¿Qué son los condroprotectores para perros?

Los condroprotectores para perros son complementos alimenticios elaborados específicamente para ayudar al perro que tiene problemas con sus articulaciones. Algunas razas cuentan con una predisposición genética a padecer problemas en estas partes del cuerpo, especialmente suelen ser los perros grandes y pesados quienes sufren más problemas en los cartílagos y articulaciones. Sin embargo, también por otras circunstancias es posible que la mascota pueda terminar sufriendo lesiones o dolores articulares de diversa índole y es en estos casos en los que los condroprotectores para perros juegan un papel muy importante.

Gracias a su acción, el perro que, por diversas circunstancias, sufre una lesión articular y no puede llevar una vida normal va sintiendo poco a poco una mejoría notable que le ayudará a volver a disfrutar de bienestar y de unas articulaciones sanas.

¿Cómo se usan ?

Lo más habitual es que se administren en forma de comprimido porque es lo que suele resultar más cómodo para el propietario y la mascota.

En cualquier caso, si se ha recibido la receta de un condroprotector para perro, pero no se tiene muy claro de qué manera hay que administrarlo lo correcto es leer las instrucciones indicadas en el prospecto junto al veterinario y seguirlas cuidadosamente.

Los condroprotectores para perros ayudan al organismo de la mascota a conseguir las materias primas necesarias para formar el tejido articular y cartilaginoso para recuperar su buena salud. Tampoco deben entenderse como medicamentos sino como complementos alimenticios que pueden ser tomados por cualquier animal que lo precise siempre teniendo en cuenta aspectos como su raza, peso, edad, patologías causantes del desgaste en las articulaciones, etcétera.

¿De qué están compuestos?

Pues la composición del producto dependerá de su objetivo, aunque generalmente los condroprotectores para perros están compuestos de glucosamina y condroitina que son las materias primas con las que el organismo del perro forma el colágeno. Generalmente estas sustancias son fabricadas de manera autónoma por la mascota, pero en determinados casos en los que las articulaciones han terminado estando resentidas, o en perros mayores de edad que ya no pueden producir estas sustancias de la misma forma, el uso de los condroprotectores como complemento alimenticio se vuelve absolutamente crucial. La glucosamina y la condroitína pueden extraerse de numerosos alimentos, (diferentes partes de animales como cerdo, mejillones, almejas, cordero, vaca o pollo), sin embargo, sólo los que aparecen en forma de complementos alimenticios cuentan con la cantidad necesaria y la concentración adecuada de las mismas. Hay que pensar que, si tratamos a nuestra mascota para que obtenga estas sustancias desde un alimento, no sólo va a ingerir las mismas sino también otras como grasas que quizás no sean tan beneficiosas, por esta razón el uso de condroprotectores para perros recetados o recomendados por profesionales es la opción más correcta y más segura.

Aspectos a tener en cuenta

A modo de resumen y por aportar algunos datos que puedan servir de ayuda para aclarar el concepto de lo que es y cómo debe usarse un condroprotector para perros, hay que decir que…

  • Los condroprotectores son complementos alimenticios elaborados con sustancias naturales
  • Al tratarse de complementos alimenticios pueden ser tomados por la mayoría de los perros aunque siempre bajo la indicación y supervisión de un profesional
  • Están diseñados para ayudar al organismo a recuperar y mantener la buena salud de las articulaciones aportándole las sustancias necesarias para la regeneración de los tejidos
  • Deben ser recetados y recomendados por profesionales que conozcan la historia clínica de nuestro amigo y tengan en cuenta los factores necesarios para una correcta utilización del producto