Artritis séptica

La artritis séptica o infecciosa es un tipo de inflamación de las articulaciones debido a la presencia de microorganismos en la misma.

 

 

[accordion]
[accordion_toggle title=”CAUSAS”]

Hay varias vías en las que estos microorganismos pueden llegar hasta la articulación:

  • lesión traumática que ha expuesto la articulación a contaminación por microorganismos (mordeduras, accidentes,…)
  • en cirugías articulares
  • a través del torrente sanguíneo (la infección de otros sistemas puede ser la fuente de estos microorganismos)

[/accordion_toggle]

[accordion_toggle title=”¿A QUIÉN Y DÓNDE AFECTA?”]

Generalmente hay una sóla articulación afectada pero, principalmente en el caso de que los microorganismos lleguen a través del corrente sanguíneo, más de una articulación puede estar afectada.

Estadísticamente es más común en perros machos entre las edades de cuatro a siete años y las razas predispuestas incluyen: Pastor Alemán, Doberman y Labrador Retriever.

[/accordion_toggle]

[accordion_toggle title=”SÍNTOMAS”]

Podemos encontrar síntomas generales como fiebre y falta de apetito pero sobre todo habrá síntomas locales en la articulación afectada:

  • Dolor
  • Inflamación articular
  • Cojera
  • Cálida al tacto
  • Incapacidad para moverla normalmente

[/accordion_toggle]

[accordion_toggle title=”DIAGNÓSTICO”]

El diagnóstico veterinario tendrá en cuenta:

  • historial detallado de la salud de su perro, incluyendo cualquier incidente de lesiones previas, peleas con animales y otras enfermedades
  • examen físico detallado ayudará a su veterinario a establecer si hay una o más articulaciones afectadas. Además, permitirá realizar un diagnóstico diferencial de otras enfermedades que pueden causar cojera
  • exámenes de laboratorio de rutina (hemograma completo, perfil bioquímico y urianálisis). Los resultados suelen ser normales excepto el del hemograma que revelará presencia de infección e inflamación en el torrente sanguíneo
  • radiografía, principalmente en perros con infección crónica (los cambios de las estructuras articulares será aparente, incluyendo la destrucción del hueso, espacio articular irregular y formación anormal de hueso)
  • análisis del fluido articular que revelará la presencia de un aumento de volumen en el espacio articular, cambios de color, presencia de un alto numero de células inflamatorias y de las bacterias causantes
  • cultivo del fluido articular que confirmará el diagnostico y permitirá identificar las bacterias causantes y establecer el mejor tratamiento farmacológico

La artroscopia es una técnica poco invasiva y puede usarse tanto para realizar un mejor examen articular como para realizar el tratamiento del interior de la articulación.

[/accordion_toggle]

[accordion_toggle title=”TRATAMIENTO”]

La administración de antibióticos, a ser posible elegidos en función del cultivo y antibiograma, será el principal tratamiento en la Artritis séptica.

Las infecciones articulares crónicas pueden requerir cirugía para remover los desechos celulares y limpiar la articulación. La colocación de un catéter durante la cirugía permitirá un drenaje contínuo durante unos días.

Es interesante realizar tratamientos coadyuvantes con regeneradores articulares y condroprotectores, de duración media-larga en los casos crónicos.

[/accordion_toggle]

[/accordion]